Presidenta Bachelet dio a conocer plan que, en lo inmediato, inyecta $2.500 millones este año al servicio. Gremio de funcionarios dice que “no hay nada nuevo”.

Pasadas las nueve de la mañana de ayer, en La Moneda, la Presidenta Michelle Bachelet formuló una serie de anuncios en beneficio de la protección a los menores, en medio de la crisis que vive el Sename, agudizada tras conocerse las estadísticas sobre muertes de niños, niñas y adolescentes en centros de la institución.

Las medidas informadas por la Jefa de Estado tuvieron como base tres ejes. Uno de ellos, de recursos, con un incremento presupuestario de $2.500 millones este año -en beneficio de los centros del servicio y planes de salud- y aumento de 6,3% del presupuesto para 2017 ($16.500 millones más que este año).

Un segundo aspecto es el inicio de un trabajo de la red intersectorial, que involucra a todos los ministerios y coloca como prioridad en sus políticas públicas a los niños del Sename.

Y el tercero corresponde a reformas institucionales, prometiendo el envío de dos proyectos de ley para la creación del Servicio de Responsabilidad Penal Adolescente, dependiente del Ministerio de Justicia, y la del Servicio de Protección de la Niñez, bajo tuición del Ministerio de Desarrollo Social. No especificó fecha y solo señaló: “Antes de fin de año”.

Y aunque en el oficialismo hubo amplio respaldo a lo anunciado, entre especialistas en el trabajo con menores vulnerables los juicios fueron diferentes. Así, se resaltó que queda mucho por hacer, pero también lo acotado de las medidas dispuestas por el Gobierno.

La psicoterapeuta María Josefina Escobar, del Centro de Neurociencia Social y Cognitiva de la U. Adolfo Ibáñez, valoró el énfasis que se hizo en el trabajo intersectorial y la presencia organizada de diferentes servicios. Los anuncios, dijo, son “un avance, pero aún quedan cosas por hacer, y mientras sea así, seguiremos en falta con nuestros niños”.

Pero Marcelo Sánchez, gerente general de la Fundación San Carlos de Maipo, estima que el anuncio de más recursos para la administración directa del Sename, responsable del 2% de todas las atenciones, refleja que “están poniendo las prioridades de manera equivocada”.

Y dijo que “me da la impresión de que aquí no se quiere enfrentar la necesaria modificación de la Ley de Subvenciones; eso es delicado, porque hoy las instituciones colaboradoras apenas pueden cubrir entre 30 y 40% el costo de la mantención de un niño”.

José Pedro Silva, presidente del consejo directivo de la Fundación Ciudad del Niño, dijo que los contenidos del anuncio “dan cuenta de que no se entiende para nada la problemática grave por la que atraviesa la infancia vulnerable en Chile”. Los recursos anunciados, dijo, están destinados a financiar una proporción muy marginal de la infancia con problemas.

Planteó que los dineros “se van a dirigir a fomentar la burocracia de las direcciones regionales y otras dependencias del Sename”.

Para Alicia del Basto, presidenta de la Asociación de Funcionarios del Sename, “no hay nada nuevo en estos anuncios; ni siquiera hay claridad sobre los recursos, si estos serán nuevos o readecuación presupuestaria”.

Dijo que los problemas del servicio no se solucionan “con una nueva estructura. Hoy día tenemos problemas graves, que no han sido capaces de resolver”.

Apoyos

En cambio, el presidente de la Comisión Investigadora del Sename 2, diputado Ramón Farías (PPD), celebró los dineros que anunció la Presidenta: “Los 2.500 millones para este año y los 16.500 para el 2017 reflejan la urgencia que requerimos como país para mejorar el sistema”.

El senador DC Patricio Walker también se alegró, en particular porque la Presidenta va a mandar el proyecto que separa los servicios a cargo de los menores en protección, de los infractores de ley. Sin embargo, acotó: “Pero creo que también tenemos que aumentar la subvención. Hoy día, por cada preso se gastan 600 mil pesos, y por cada niño la subvención mínima es 270 mil pesos, y muchas veces hay que agregar programas para llegar a 400 mil o 500 mil pesos. Y un niño, para que pueda estar bien, necesita por lo menos 600 mil pesos. En eso tenemos un desafío pendiente y entendemos que el próximo año va a enviar la Presidenta un proyecto para mejorar la ley de subvención”.

PERMANENCIA
El promedio de estadía de niños y niñas en las residencias de protección hoy día es de 2,7 años. Gobierno otorgó el 59% de los fondos extras que pidió directora del Sename para 2017El anuncio de un aumento de $16.500 millones para el presupuesto del 2017 del Servicio Nacional de Menores resultó ser menos de lo que esperaba la entidad.

Ello, a la luz de la presentación que hace nueve días hizo en la Cámara de Diputados la directora del servicio, Solange Huerta.

Allí Huerta mostró su plan de acción, que consideraba un incremento adicional al marco presupuestario 2017 de $30 mil 302 millones 229 mil pesos. Pero recibió, en definitiva, $13.802 millones menos.

La diputada Claudia Nogueira (UDI) dijo que “la Presidenta Bachelet le negó $13.800.000 a la directora del Sename, para la protección de los niños vulnerados e infractores de ley. Le negó la posibilidad de crecer un 5,5% más de recursos que verdaderamente necesitaba Solange Huerta para hacerse cargo de la grave problemática en que se encuentran”.

Acotó: “Pero el problema es aun mayor. El 95% de la oferta pública en programas ambulatorios y de residencias en la protección de niños vulnerados es cubierto por los organismos colaboradores del Sename, instituciones privadas sin fines de lucro, que en innumerables oportunidades han denunciado los escasos aportes del Estado. En esta oportunidad, el presupuesto para dichas instituciones se incrementa en solo un 1,9%. Muchísimo menos que el 6,5% que anuncia la Presidenta Bachelet y también del crecimiento estructural del presupuesto del Estado, correspondiente a un 2,7%”.

En la misma línea estuvieron los diputados Marcela Sabat y Nicolás Monckeberg, de Renovación Nacional, quienes criticaron el anuncio presupuestario para el Sename: “Este presupuesto no destina un peso para aumentar las subvenciones, que es la plata que llega directo a los niños que están en hogares colaboradores del Sename, donde está el 90% de los niños. Este presupuesto, en medio de la crisis del Sename, no asigna un peso para mejorar los hogares colaboradores y su infraestructura, y tampoco garantiza la existencia de médicos especialistas que hagan los mínimos chequeos y evaluaciones psiquiátricas”, expresó Monckeberg. A su vez, Marcela Sabat dijo que “lo que se ha anunciado no tiene nada que ver con las necesidades de urgencia. Nosotros vamos a insistir en que se presente un plan concreto, real”.

Ministro abierto a “buenas ideas”

En tanto, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, intentó aquietar las aguas señalando que “lo que el presupuesto contempla es eso, pero, como cualquier partida, nosotros estamos más que dispuestos a construir acuerdos cuando haya buenas ideas de reasignaciones”. Y agregó: “Ciertamente, cuando hay un tema tan importante como el Sename, uno puede pensar en nuevas reasignaciones”.

Aumento presupuestario de $2.500 millones este año para mejorar la infraestructura y la habitabilidad de los hogares del Sename. E incremento en $16.500 millones del Presupuesto 2017.

El envío antes de fines de año al Congreso de los proyectos que separan a la entidad y crean el Servicio de Responsabilidad Penal Adolescente, el que dependerá del Ministerio de Justicia, y el Servicio de Protección de la Niñez, que estará a cargo del Ministerio de Desarrollo Social.

Se promoverá asistencia técnica directa de la Unicef al Sename.

Convenio con el Ministerio de Educación para verificar matrícula y asistencia a clases de los menores en protección.

Seguimiento a beneficios sociales a menores que ingresan a la red.

Tratamiento a cargo del Senda para menores con consumo problemático de droga o alcohol.

Trabajo directo con la Subsecretaría de Salud para tratamientos, diagnósticos y cuidados en salud.

Personal
La directora del Sename esperaba incrementar un 18,5% el gasto en personal.

Fuente: Diario El Mercurio, 6 de octubre 2016